HOLA AMIG@

Amigo de las letras y de los sones que ellas encierran, agradezco tu presencia en esta sinfonía de palabras, que sólo enmudecen para escuchar tu silencio. El precioso silencio de quien disfruta de la lectura. Te dejo mis versos y mis cuentos, para que vayas despacio, hacia tu propio encuentro.

viernes, 6 de julio de 2018

RESILIENCIA


Un cielo plomizo
de alas en regreso
esculpe la tarde.

Sobre las cenizas de mi fuego,
lento me consumo
en los rescoldos literales del mito

Y siento que son las mismas alas
que las de aquel vuelo,
que dejaron mis ojos
 heridos de distancias.

Pero soy como el ave que regresa,
curada con el poder de las lágrimas,
y aquí me tienes
¡VIVO!
Aún cuando me imagines muerto.

sábado, 7 de abril de 2018

ODA OTOÑAL


Lluvia imprescindible,
resucitada
elevada
ungida.

lluvia de vida
calando el hueso otoñal
de la mañana.

Lluvia mansa,
cargada a mis espaldas
suave yugo
sosiego del alma.

Lluvia otoñal
esparcidora de sueños
sembradora de esperanzas.

Lluvia pascual,
otoño
retoño
melancólica calma.






domingo, 11 de febrero de 2018

CUANDO NADIE QUEDA




Despojada de sus misterios
la noche me llama.
Huele a jazmín
el aire y es un surco
sereno y mágico

Que derrama 
en tus lunas redondas
la estrecha forma 
de mis manos.

Como cuenco ávido
de mieles mi boca asombrada
se va sellando

De a poco entre las penumbras
azules de cielos páramos
donde solo el Jazmín abre
mientras mis ojos

Se cierran lentos
buscando el beso
al filo de la madrugada
cuando todo duerme

Cuando ya no queda nadie
sólo tu boca y la mía
calmando la sed
mientras el cielo arde.

domingo, 31 de diciembre de 2017

OTRO CIELO


En el surco de tu ausencia
mis ojos se hunden.
Buscan, en el polvo de la tierra
el salobre desdén de tu partida.

Quieren cicatrizar heridas
abiertas en la sangre de la noche aquella,
cuando la luna de improvisada ausencia
dejó por testigo a la última estrella

lucero amanecido e indiferente,
de ocaso ligero
preñado de olvido.

En el surco de tu ausencia
mis ojos se hunden.
No esperan el reencuentro,
sólo aspiran a descubrir tu derrotero.

Qué otros brazos se abren
ante tu llegada huidiza,
qué otra boca pronuncia tu nombre,
que otras brazos ciñen tu cintura

bajo el cándido lucero,
extraño y displicente,
amanecido en otro cielo.




jueves, 26 de octubre de 2017

Fuego



Lento se consumen los leños
en el hogar de piedra.
El humo trepa
por su espiral de sueños
hacia la noche
partida por la luna.
El perro ladra.
No le importa distinguir
el color de las llamas,
sólo le inquieta la flecha
que mi ojos disparan,
errática y callada.
Pobre fuego, pienso,

debe ser triste no tener un perro que le ladre.

domingo, 17 de septiembre de 2017

SER



Ser
como la tierra sedienta
para comprender,
que en ocasiones
la lluvia es signo de amor.

Ser 
como la montaña 
movida por la fe, 
para sentir 
que más allá de la duda 
hay un por qué. 

Ser 
como el río que va sin volver, 
que su agua jamás 
será igual, 
porque es otra la lluvia 
ni el trueno tampoco lo es. 

Ser 
como el sueño 
que besa tu almohada 
sin despertar, 
como la lágrima que nunca fue, 
porque no asomó para saber 
que hay sueños que suelen doler. 

Ser 
como la tempestad, 
como la luz del amanecer, 
como la flor al abrir, 
como el pájaro al trinar, 
como un capitulo sin leer 
como un libro sin final... 

Así, 
como la vida es, 
como tiene que ser 
(tal vez, quizás).

martes, 22 de agosto de 2017

El espejo de la noche



En el espejo de la noche,
una sombra desliza su mano...
suavemente.

Artilugio de recónditas moradas
donde las luces duermen
a fuego lento,
para inaugurar el fantasma
que ayer, nomas, parecía un sueño.

Calladas esquirlas de cielo
atraviesan los tímpanos,
dejando a merced
de extraviadas brújulas
el eco de tu andar a tientas,
sobre la nocheolvido
de mis recuerdos.
Nada mejor entonces,
que el espejo de la noche
para reflejar de mi alma,
sus escuetos vacíos cósmicos.